Cuando se habla de mobiliario escolar seria bueno centrar la atención a las sillas y las mesas escolares por se estos medios los que más sufren la acción del hombre al ser utilizadas diariamente y no brindársele en muchas ocasiones la atención que merecen a pesar del beneficio que nos brindan. Se pueden imaginar solo por un instante lo incómodo que resultaría en una clase de matemáticas o de español atender al profesor y tomar notas estando de pie y sin tener donde apoyar. De seguro sería sumamente difícil y ustedes no podrían estar de acuerdo. Para que esto no llegue a suceder y contribuir con el ahorro de nuestros planteles educativos es que debemos cumplir con el mantenimiento escolar.

En LOREDO MUEBLES Y EQUIPOS es importante que sepa que si se pretende beneficiar un medio determinado con el mantenimiento se debe conocer entre otros aspectos: las características constructivas del medio, los materiales que lo conforman, forma correcta de usarse y las causas fundamentales que provocan con mayor rapidez su deterioro.

Tanto las sillas como las mesas escolares son medios diseñados y confeccionados, única y exclusivamente, para que los alumnos se sienten en las sillas de forma correcta, sin balancearse y se apoyen en las mesas para escribir o realizar otra actividad docente.

Las sillas como las mesas escolares no deben utilizarse como estantes, andamios o escaleras, un sobre peso las puede quebrar.

En la confección de estos medios se utilizan los metales, los plásticos y la madera, y para ensamblarlos se utilizan los tornillos, los remaches y las soldaduras. De ahí que los puntos de unión deban ser observados con regularidad por ser lugares vulnerables a roturas o desajustes.

De acuerdo a los especialistas de LOREDO MUEBLES Y EQUIPOS entre las acciones que pueden provocar roturas en estos medios podemos señalar las más significativas:

Balanceo de las sillas. Al utilizar la silla de esta forma estamos alterando sus parámetros técnicos, recuerde que la silla se diseña para que el peso del usuario se distribuya entre las cuatro patas y no sobre dos, quienes insisten en hacerlo de esta forma provocan la fractura de las soldaduras por fatiga. En estos casos estamos sometiendo la silla a esfuerzo para la que no fue diseñada. Al utilizar de forma correctas las sillas escolares estamos contribuyendo a su buen uso, a su cuidado, a su conservación, se está alargando su vida útil, se está ahorrando y por lo tanto se está cumpliendo con los objetivos del mantenimiento.

Sobre peso. Este es un fenómeno que lo sufre en muchas ocasiones las mesas cuando son utilizadas como estantes en almacenes o en la propia aula o cuando se sientan o encaraman sobre ella. Las mesas no están diseñadas para ese peso entonces se puede quebrara el tablero y desajustarse sus patas.

Permanencia a la intemperie. Al tener partes metálicas y de madera es fatal que estos medios se queden a la intemperie donde son atacados por la humedad provocando, como ustedes conocen la oxidación de las partes metálicas y la pudrición de la madera.

Conocidas las características y otros detalles de las sillas y mesas escolares podemos indicar algunas de las acciones fundamentales que se pueden acometer durante el mantenimiento:

  • Limpieza sistemática de las sillas y tablero de la mesa.
  • Revisión de las uniones por tornillos y apriete.
  • Restauración de los tableros de las mesas dañados. Lija y pintura.
  • Restauración de las partes metálicas atacadas por la oxidación.

Utiliza los consejos dados en el artículo para proteger sus muebles escolares, pero aunque estos son importantes, es crucial que elijas los mejores muebles que puedas encontrar, te recomendamos que vayas a LOREDO MUEBLES Y EQUIPOS, donde encontrarás un sinfín de opciones, los muebles más resistentes que puedas imaginar y al mejor precio del mercado.

Nuestras oficinas están ubicadas en Dr. Jesús Kumate Rogríguez, No. 5420-11 Zona Industrial C.P. 80155, Culiacán, Sinaloa, México. También puedes comunicarte a los teléfonos: (667)718-76-36, 749-02-62, 760-64-79 y Fax. 718-41-33.